Poetas con Luz AmbienteMayu Redondo

Poetas con Luz Ambiente, Mayu Redondo

“sé que encontraré el ocaso y mi poesía hará de portal entre esos dos mundos, el real y el utópico, que son cada día más míos, o más de todos…”

Con Mayu es fácil empatizar, desde el primer momento que contacto con ella, todo son facilidades y a través del tlf detecto, que será sencillo de realizar la sesión a pesar de su reticencia al retrato.

La ensoñación desde la realidad de un interior es la materia en la que le gusta profundizar. Después de una reflexión, le gusta aprovechar los primeros momentos de la mañana y plasmar esas ideas en cualquier soporte. Es tanto así, que suele acompañarse de dos móviles uno para las notas y otro por si suena.

Después de la charla, me queda claro que si alguna vez se me hubiera ocurrido pedirle una determinada poesía, habría sido imposible. Mayu, no escribe a petición o demanda, su poesía le debe fluir…”si no es así, no funciona”. A medida que avanza su experiencia en el mundo, su poesía cada vez tiende más a mostrarse como una poesía existencialista.

La cuestión, que luz dentro de la gran oferta que me ofrece la localización donde retrato a Mayu, debo de elegir para tal fin. Evidentemente, tenía ser una luz de ventana procedente del este. No se la direccionalidad del momento, pero si la luz de ventana que muestre el momento de inspiración donde se activa para registrar todo su sentir existencialista.

Mayu Redondo ©Pepe J Galanes

Mayu Redondo

Me despierto inmersa en un mar de versos, en una agrietada soledad acompasada en el recuerdo. La noche se adhiere a la vida, mientras mi yo vanal intenta disuadirla, sedarla…

Pero todo es inútil, sé que encontraré el ocaso y mi poesía hará de portal entre esos dos mundos, el real y el utópico, que son cada día más míos, o más de todos… A veces huyo del uno y del otro, indistintamente y aunque son vulneráblemente dependientes, cada uno tiene su lugar y su momento. Pero no así la creación de esas dos mitades, a las 7 de la mañana despierto, me siento en la cama, cojo el blog de notas del móvil y empiezo a escribir todo lo que se ha quemado en mi interior, todas esas cenizas que aún siendo legibles, ciegan… Sí, casi siempre son versos que duelen, versos que te arrancan una parte de ti y que hubieras deseado no sentir. Uno de mis poemas dice que “Nadie debería morir tantas veces”. Yo lo he hecho demasiadas, quizás todos lo hacemos…

Mis versos desgarran ciertos sentimientos que no han cicatrizado y que pueden hacerlo impresos en otros ojos más preparados que los míos. Así que egoístamente escribo, con el fin de liberarlos, y con la esperanza de que igualmente, sirvan de antídoto para todos aquellos que saben leer debajo de las sombras…

SUGERENCIA

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario