Poetas con Luz AmbienteAntonio Owen Muñoz Morales

Poetas con Luz Ambiente, Antonio Owen Muñoz Morales

“Empecé a escribir por nostalgia, sencillamente por nostalgia; ahora no es así, ahora escribo por necesidad. La necesidad de plasmar sobre el blanco papel un determinado momento, un sentimiento, una visión fugaz, un efímero pensamiento…”

La sesión con Antonio Owen Muñoz Morales… desde ahora Owen, al igual que otras, la afrontaba desde unas charlas previas y sin el conocimiento físico de ambos. Lo cierto, que desde la experiencia de ya muchas sesiones, no pensaba en dificultad alguna, y así fue.

Hablamos sobre “la curiosidad de su nombre”, sobre su poesía de carácter social en la que Antonio Machado y Miguel Hernández habían influido mucho y otros asuntos que quedan entre los dos. Charla larga y clarificadora, en la que me hablaba de todo lo que le interesaba, y sobre todo lo que escribe. Repasaba libros suyos y me mostraba la infinidad de los temas que reflejaba en sus poesías, me quedó el preguntarle… ¿de que no has escrito?.

La tarde era de temperatura agradable y muy luminosa.  El entorno que escogió, fue el parque municipal Alces en Álcazar de San Juan. Muy acertado por cierto, tenía tantas localizaciones que no hubiera hecho falta ninguna más. Anduvimos por “la catedral de la poesía”, lugar donde los poetas se reúnen una vez al año. Por el río artificial que allí se encuentra. En “el nacimiento de dicho rio”.

Entre los retratos de todas esas localizaciones, acabé eligiendo este retrato. El motivo que cuando le pregunté por su luz, la luz de su poesía, Owen sin pensárselo me contestó “el azul”. Automáticamente y en connotación del azul, deducí que su luz era una luz clara, limpia, fresca, serena y sobre todo con una perspectiva amplía. La luz y el color donde se encuentran el cielo y el mar que tanto le gusta.

Antonio Owen Muñoz Morales ©Pepe J Galanes

Antonio Owen Muñoz Morales

No es fácil, generalmente, el hecho de tener que hablar sobre uno mismo, porque, casi siempre, nos dejaríamos llevar por el egoísmo que, en mayor o menor medida, tenemos cada uno y quizás llegaríamos a ensalzarnos demasiado.

Sin embargo, a mí me resulta más fácil, no el hablar sobre mí, sino intentar explicar por qué, cómo y a qué escribo, puesto que se trataría de exteriorizar mi forma de ser que, al fin y al cabo, es lo que intento hacer llegar a los demás con mis poemas.

Empecé a escribir por nostalgia, sencillamente por nostalgia; ahora no es así, ahora escribo por necesidad. La necesidad de plasmar sobre el blanco papel un determinado momento, un sentimiento, una visión fugaz, un efímero pensamiento…

Y lo hago en la forma en que me nace un verso:

“Me viene una frase a la cabeza, ante ese momento, ese sentimiento, ese pensamiento, y la escribo; y sobre esa frase, comienzan a ocurrírseme otras, que voy enlazando, unas delante y otras detrás de la primera, hasta completar el poema”.

A veces, el poema sale rimado y otras en verso libre, pero solamente lo doy por terminado cuando, al leerlo, veo que en él se refleja, con la mayor claridad posible, aquel hecho o circunstancia que provocaron la primera frase, o el primer verso.

Escribo sobre cualquier cosa: Una flor, una nube, la lluvia, un sonido que me llame la atención; la familia; los amigos; un recuerdo, un acontecimiento, una situación… Y también para denunciar aquello que me puede parecer injusto. (Esto es lo que -a cierto tipo de gente- más molesta de los poetas, que podamos denunciar sobre el papel lo que ellos hacen sin ningún remordimiento). Yo creo que los poetas estamos obligados a comprometernos, de alguna manera, contra la injusticia, contra la desigualdad, contra todo aquello que ataque a nuestra sensibilidad, a la razón o a los derechos…

En cuanto al hecho de llamarme poeta, nunca me lo llamo a mí mismo, porque eso solamente podrían decirlo quienes me hayan leído. Pero, haciendo hincapié en lo que expongo en el primer párrafo sobre el egoísmo, una vez, un joven de diecisiete años, que hoy es un reconocido compositor en Europa, me llamó: “forjador de versos”, …y me gustó.

SUGERENCIA

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario