Poetas con Luz AmbienteMari Cruces de la Flor

Poetas con Luz Ambiente, Mari Cruces de la Flor

Escribir es para mí una necesidad acuciante. A veces nace del ímpetu de expresarme, aunque normalmente es una introspección de la cual surgen ideas. Escribir es mi terapia, mi manera de estar sana emocional y mentalmente.

Entre las experiencias que este proyecto me está aportando, como es el conocimiento de personas, visitas a lugares algunos por primera vez y otros no… y navegar en la poesía. En este mar casi nuevo para mi, el descubrir poesía métrica, libre, etc… mi desconocimiento sobre la poesía “slam poetry”, era absoluto. En el archivo de las sesiones, cuento con dos “slamers” pendientes por publicar y queriendo bucear en este tipo de poesía, acabé descubriendo a Mari Cruces de la Flor. Me emocionó el escucharla en un escenario hablando de su poesía y de ella. Al momento me vino al recuerdo otra mujer, fotógrafa en este caso “@leilaamat” .

Acostumbrado a los desnudos femeninos, debido a mi quehacer fotográfico, nunca hubiera imaginado dos desnudos semejantes, no les hizo falta quitarse la ropa Leila se quitó los zapatos para mostrarnos su interior, un interior lleno de valentía y necesidad de mostrarlo tal cual es.

Mari Cruces, en su terapia siente la necesidad de plasmar sus “Cachitos de Vida” y su “Miscelánea de emociones”. Es el mejor tratamiento para gestionar su bipolaridad. Entre otras “medicinas del tratamiento” se encuentra su faceta de slamer, que es la que descubrí en el vídeo de YouTube; aunque ella no se considera una slamer al uso. No es capaz de memorizar y recurre a la lectura en el escenario.

Comento al principio que no soy entendido, pero como se dice en el mundo del vino y otros… no se si es bueno, pero me gusta. Pues eso, no memorizará como dicen los cánones, pero la capacidad de emocionarme en su relato, me gustó como el mejor vino.

En relación a la luz y al espacio empleados, es de las veces que menos me preocupaba, mi objetivo era destacar sobre todo su gesto abstraído en medio de la conversación y que nada le robase un ápice de protagonismo. No obstante por la hora que iniciamos la sesión, poco más de la 18:00 h. La luz natural del lugar, desaparecía a pasos agigantados y un rincón al lado de la ventana fue el lugar de la toma.

Mari Cruces de la Flor ©Pepe J Galanes

Mari Cruces de la Flor

Escribir es para mí una necesidad acuciante. A veces nace del ímpetu de expresarme, aunque normalmente es una introspección de la cual surgen ideas. Escribir es mi terapia, mi manera de estar sana emocional y mentalmente.

Los diarios me acompañan desde la adolescencia, pero la poesía es una conexión más profunda con la belleza y con la importancia de las cosas. Los versos me permiten ordenar el caos mundanal, ahondar en mundos más internos o conectar con otros más sutiles.

El amor de pareja fue el tema que primeramente me subyugó: el amor y el desamor, junto con el tema de la escritura en sí misma. Luego vino la reivindicación, con poemas más largos y complejos para el concurso Slam Poetry. Pero ya sea dulce o ya sea contundente, siempre soy explícita. Mi voz poética es un puñetazo de realidad. Mi sencillez explicativa no suele tener muchas metáforas. La simplicidad y la concreción resultan a veces ser dulcificantes. Otras veces, la sinceridad es impactante. Porque la libertad expresiva no conoce cortapisas.

SUGERENCIA

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario