Poetas con Luz AmbientePaco Caro, Poetas con Luz Ambiente

Poetas con Luz Ambiente, Francisco Caro

“En poesía la forma también es fondo”, como si un disparo de flash se tratara, la elección del retrato, en este caso, me la solucionó esa frase.

En el retrato de Paco, existe una gran diferenciación entre la figura y el fondo. Es la distancia entre los planos y las diferentes definiciones  -foco y desenfoque-, los elementos que separan al poeta con el fondo de su querido jardín.

La cuestión era, si elegir la luz directa y dura del atardecer, o bien, elegir la sombra; también fue fácil. Con esta iluminación grande y suave, no separo demasiado al poeta del fondo, o al menos, la toma adquiere la dimensión justa en relación a su frase con la que inicio este texto.

Fue la primera vez que tomábamos contacto Paco y yo, la elección de esta luz me permitió mostrar el gesto sereno y tranquilo del poeta.

©Pepe J. Galanes

©Pepe J. Galanes

Sobre la poesía del alrededor

Francisco Caro

Llegué a los alrededores de la poesía en la frontera de los milenios, y algo tarde en mi edad. Desde entonces juega conmigo. Y yo me dejo. Entiendo que construir poesía es un acto de lenguaje antes que nada. Andamios en donde lengua y poeta son exigidos al límite por la tensión que el silencio y las palabras establecen. Un poema es un trazo deleble de tiza que remarca los bordes del abismo donde nos asomamos. Sea individual o colectivo. Se dice que debe mover a la emoción a los que se acerquen a él, ya que todo poema busca lector que lo haga nacer de nuevo. El poema es un artefacto donde a veces se aloja la poesía, por ello es conveniente, así lo intento, cuidarlo en su forma, quiero decir en su ritmo, en su cadencia, en su armonía. No entiendo el poema si no busca y participa de la música. En poesía la forma también es fondo. Hay un asunto que me atrae desde siempre: aquello que hace de la poesía un lenguaje característico, inconfundible. He escrito numerosos poemas de los que llaman metapoéticos, ¿demasiados? Por otra parte, creo que toda obra auténtica retrata al autor, sin que este deba esforzarse en hacer con ella una evidencia testimonial o confesional, mas cada poeta es libre en sus urgencias. La poesía es una posada con muchas puertas, uno puede alojarse en sus celdas de modo diferente. Horacio solía decir que lo única entrada prohibida es la de lo mediocre. Pienso que he editado más de lo habitual (o debido) desde que apareció Salvo de ti (2006) hasta la publicación, en 2019, de la antología Este nueve de enero, que tuvieron la gentileza de seleccionar un grupo de amigos poetas para sorpresa mía. En ocasiones uno es menos dueño de su calendario de lo que parece.  Escribo esto en agosto de 2020. Sigo. Todavía hay palabras que buscan, que se buscan en mis alrededores.

SUGERENCIA

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario